Archivo de la etiqueta: futuro

De mi a mi

La periodista Delia Rodríguez abrió la veda con su lista de consejos a su yo estudiante de periodismo de hace ya unos cuantos años. Una especie de “Hola, vengo desde el futuro para comentarte” pero sin ser un anuncio de detergente. Evidentemente no pude evitar sentirme representada en muchos de ellos -especialmente en el punto de “No intentes buscar la excelencia en los estudios. Quieres ser una buena periodista, no una buena estudiante de periodismo”- por no decir en todos. Ese artículo dio pie a varios artículos más de periodistas que se daban consejos a su yo del pasado y de paso a todos los periodistas jóvenes que pasaran por allí. De nuevo imposible no sentirse reconocida en ellos, por lo menos en muchos de sus puntos.

periolista3Después de leerlos, empecé a darle vueltas a los consejos que tendría que darle a mi yo del pasado, al que hace doce años ya puso los pies en Madrid por primera vez en su vida dispuesta a convertirse en periodista, en adulta y a pasárselo muy bien. Una de esas cosas sucedió seguro, la otra no fue responsabilidad mía sino más bien del tiempo y en la otra aún estoy trabajando. A mi yo del pasado le diría muchas cosas, como casi todo el mundo al suyo, pero aquí van algunas relacionadas con la profesión.

-Estudiar periodismo en la Universidad Complutense de Madrid es una de las mejores decisiones que has tomado en tu vida. No por la carrera, que todos sabemos que sirve más bien para poco, sino por irte de casa de tus padres pronto, aprender a sacarte las castañas del fuego rápido y a darte cuenta de que había muchas cosas más allá del círculo de protección del círculo habitual y las montañas asturianas. Y porque sí que era (es) vocación.

-Pocos de tus compañeros y compañeras acabarán siendo periodistas de verdad. Muchos acabarán currando en “el otro lado” (gabinetes, agencias, etc), otros se buscarán la vida por otros lares profesionales y otros os empecinaréis en sobrevivir del sector (algunos con más facilidades que otros, claro). Y sí, son los que te imaginas. Exactamente esos.

-Aprovecha toda la veintena para pasártelo bien y hacer lo que te de la gana, en lo personal y lo profesional. Cuando se vayan acercando los 30 te empeñarás en no conformarte con otros curros mediocres y trabajarás como una mula para conseguirlo. Contenta (unas veces más que otras) pero como una mula. A los 30 aún seguirás en ello, ánimo.

-El día que tu padre puso Internet en casa te cambió la vida de una manera que no te ibas a imaginar ni por asomo. Seguirás teniendo el fetichismo del papel, pero la Red te dará la oportunidad de hacer lo que verdaderamente te interesa y te abrirá muchas puertas. Y sí, no lo dudes, sigue con el blog este que no lee casi nadie.

-Te va a tocar comer mierda laboral en cantidades considerables. Además, cuando estés empezando a sentirte cómoda en el sector vendrá una crisis que lo pondrá todo patas arriba y un gilipollas tu jefe te echará de tu trabajo de redactora al volver de vacaciones. En su momento te enfadarás mucho porque será injusto, pero un par de años después te darás cuenta de que fue lo mejor que te pudo pasar. Tendrás un año de paro para poner en marcha un montón de ideas y aprenderás muchas cosas. Será difícil, pero capearás el temporal.

periolista1

-Un periodista es su agenda. Alguien te lo dirá en una de esas redacciones en las que harás prácticas (y en las que aprenderás lo que es el periodismo) y con el tiempo te darás cuenta de la razón que tenía. Échale morro y aprende a guardarte todas las tarjetas, teléfonos, direcciones de correo y bases de datos que tengas a tu alcance y utilízalas cuando lo necesites. Chica lista.

-La profesión está llena de gente que sabe mucho más que tú. En algunos casos será verdad y en otros solo será soberbia y pedantería de puros wannabes. Aprende de los primeros y pasa de los segundos.

-Todas esas horas en la cafetería de la universidad, las noches en los bares y las tardes en la filmoteca, los libros, los conciertos y los viajes te servirán mucho más que todas las clases que te perdiste por estar haciendo todas esas cosas. No te arrepientas y sácales jugo. Y a tu capacidad innata para el cotilleo también, te será muy útil.

-No te olvides de quien eres ni de donde vienes. La humildad siempre por delante. Lo pasarás muy bien y a veces muy mal, pero afortunadamente durante estos 12 años has conseguido conservar y rodearte de amigos de verdad y de gente a la que quieres que te ayudará en lo primero y en lo segundo.

-Aprende a hacer facturas. Acostúmbrate a vivir con (muy) poco dinero. Aprieta los dientes y fíate del instinto. Y apunta las cosas importantes en una agenda, lleva siempre contigo papel, boli y grabadora y cómprate un mechero de una vez, que eres un puto desastre.

periolista2

Besis.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Hacia la luz

Una noche, hablando en casa con amigas birra en mano, salió el tema del fin del mundo del 2012. No es que yo me creyese demasiado el tema de que la tierra se fuese a ir al carajo repentinamente, pero la verdad es que los acontecimientos de este año que ya se va no auguraban nada bueno.

Sin embargo, Eva me abrió los ojos a una nueva perspectiva: según parece, los mayas no decían que se fuese a acabar el mundo sino que iba a haber un cambio y que a partir del 21 de diciembre de 2012 (precisión) entraríamos en una época de luz -ahora estamos en la oscuridad, por si no os habíais dado cuenta-. Este cambio puede ser más o menos favorecedor según tu nawal (que puedes consultar aquí), aunque en general será para mejor. Y hombre, mejor que pensar que vamos a morir todos a causa de una horrible catástrofe natural será pensar que todo va a ir a mejor. Además, mi nawal se verá favorecido con el cambio, así que ahora los mayas me parecen lo más (hay un ligero tono irónico en todo esto, por si acaso alguien no lo había detectado).

Además, ya se han empezado a ver señales de cambio: Urdangarín poniéndonos un poquito más cerca de la República con sus chanchullos, Lucía Etxebarría anunciando que deja de escribir, el escándalo de la SGAE y Teddy Bautista… claramente vamos hacia la luz. Ya se que estoy pasando por alto otros eventos del 2011 que pueden llevar a pensar que la oscuridad es un puntito en el horizonte y que nos dirigimos a un agujero negro sin remedio (véase, por ejemplo, la mayoría absoluta del PP. Para qué buscar más) pero mejor pensar en positivo.  Ya veréis que guay el 2012.

 

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Advertencia: todo es una basura

A los nuevos estudiantes de periodismo deberían de hacerles una advertencia tipo las que ponen en las películas o las series que tienen contenidos explícitos, pero que dijese algo así como: “Advertencia: esta carrera puede frustrar gravemente su futuro”. Porque cerrar las facultades de periodismo del mundo quizás sea algo demasiado radical -¿Qué iban a hacer todos esos periodistas que sin ejercer de ello nunca en su vida se metieron a profesores? ¿Hay reconversión laboral para ellos?- pero lo de avisar a la gente quizás no sería tan descabellado.

Si lo pensamos bien ¿tiene algún sentido estudiar periodismo? -y ya no hablo de Comunicación Audiovisual porque no se si lo tuvo en algún momento-. Generaciones y generaciones de jóvenes con pretensiones de ganarse la vida algún día escribiendo, locutando, poniendo la cara en televisión, lo que sea relacionado con el sector, que se tendrán que conformar con escribir en un blog de mierda a 0’50 euros brutos por post o alguna tristeza semejante. Las grandes cadenas de medios se hunden, se venden al mejor postor, la tiranía de la audiencia paleta y sensacionalista, como siempre ganan los malos y los periodistas nos morimos de hambre pobres como ratas sólo por seguir con la puñetera vocación. Parece un cuento de Dickens, pero es que del periodismo viven bien cuatro contados y los demás sobrevivimos.

Y lo peor de todo no es el intrusismo profesional y que ahora a cualquier pija con melena que haga un blog se la considere periodista, ni los sueldos bajos, ni las malas condiciones laborales, ni la tiranía de la publicidad, ni los dueños de los medios. Lo peor de todo es que si nos quedamos sin referentes, sin metas laborales a las que aspirar ¿Qué coño vamos a hacer los que una vez pensamos que querríamos ser unos buenos periodistas? ¿A qué clavo ardiendo nos vamos a agarrar si el futuro no es gris sino negro como un agujero de los del espacio? Porque yo cuando empecé a estudiar periodismo quería ser como Enric González, como Eugenia de La Torriente, como Kiko Amat, como todos esos periodistas de los que aún no conocía sus nombres pero me fascinaban con sus artículos y su interpretación de la realidad y de la cultura.

Si de verdad el barco se hunde a lo mejor tenemos que pensar en otras alternativas laborales y vitales, en cómo ganarnos la vida de otra manera. El problema es que pocas cosas más se hacer que escribir o por lo menos, que me permitan vivir de ello. A lo mejor tengo que acabar escribiendo la novela de marras: mi madre ya me ha dado la primera frase y pocas veces se equivoca.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El futuro no es

Hoy mismo escribí en otro sitio que según estadísticas en épocas de crisis aumenta la venta de pintalabios rojos, por aquello de subirse el ánimo y pasar de todo a base de un poco de frivolidad. Supongo que lo que está ocurriendo con el fútbol últimamente tiene algo que ver con las ansias de escapar de la realidad que tenemos todos tal y como están las cosas.

Pan y circo para el pueblo o lo que viene a ser lo mismo, moda y fútbol. Si pones todas tus esperanzas en tu equipo de fútbol, si te dejas llevar por la masa y participas y eres uno más y te emocionas y te emborrachas si ganáis el partido y si no también, si gritas ‘hijoputa” al árbitro y te sabes los nombres de los jugadores y lo das todo porque eres de la afición, si participas de toda esa gran mentira y si te lo crees, supongo que si lo sientes así, a lo mejor te olvidas por un momento de que no tienes curro o de que el que tienes es una puta mierda, de que no llegas a final de mes, de que el futuro no es que sea incierto, es que no es y de que en general lo tenemos todos más negro que el carbón que sacaban antes de las minas asturianas. Cambia fútbol por moda, festivales de música, vuelos low cost, teléfonos 3G o cualquiera de las grandes mentiras que el consumismo nos brinda cada día, al final todo es lo mismo.

Pero bueno, todo esto venía a que Weezer, ese grupo tan majete, le ha hecho una canción al mundial de fútbol. En mi opinión es una basura, pero tampoco creo que los de Weezer pretendiesen hacer algo mejor.

Claro que esta visión tan destroyer de la sociedad supongo que será una consecuencia lógica del fin de semana que pasé en Madrid reencontrandome con mis amigos de las épocas universitarias. Años después de pasar aquella etapa de estudiantes y trabajadores en primeros puestos no es que no estemos en dónde queríamos estar cuando en aquellos tiempos pensábamos que sería de nosotros cuando rondásemos (año arriba, año abajo) la treintena, es que no sabemos dónde estaremos cuando dentro de otros tantos años nos volvamos a reencontrar alrededor de una mesa de bar llena de cervezas. Y no es que de miedo, es que cansa solo de pensarlo. El espíritu (de mierda) de una generación.

Pero bueno, afortunadamente todavía quedan cosas buenas como acertar un montón en las listas de muertos famosos anuales, los desayunos con churros y porras, las fotos de otras épocas rescatadas de una caja que te hacen descojonarte (y tener mucha pena) de la persona que fuiste y los grupos como Mishima, que están sirviendo de banda sonora de estos días. Y la risa, que lo del valle de lágrimas es para otros que claramente nos somos nosotros.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized