La polémica del machismo gafapasta

Este fin de semana se ha liado parda a raíz de un artículo publicado en Diagonal titulado Machismo gafapasta en el que se denuncia el machismo presente en la escena indie. De entrada me parece bien que se genere debate, se señalen situaciones y no voy a ser yo la que me ponga de parte de los que han puesto el grito en el cielo por el texto, sólo faltaba, pero tampoco puedo posicionarme totalmente a favor porque hay muchas cosas con las que evidentemente no estoy de acuerdo. Y otras me han hecho directamente sonrojarme, tanto por un lado como por otro.

La primera conclusión a la que se puede llegar después de ver cómo se ha desarrollado la “polémica” es que la gente tiene muchas ganas de ofenderse. Tanto los y las que ven discriminación en todos los lados como los que se sienten atacados por nada. Véase, por ejemplo, la reacción de la sacrosanta biblia del periodismo musical Rockdelux, que pidió en Twitter -ahora todo pasa vía tweet, para qué mandar un mail, para qué llamar, para qué hablar- que no se utilizase su nombre para ese discurso “please”. En el texto se les menciona como medio especializado en el que se habla de dicho género musical y en el que se pueden encontrar ejemplos de machismo. Que puedan no estar de acuerdo con la presencia de machismo en sus páginas vale, pero ¿porque se utiliza su nombre en el discurso? En fin, tranquilizaos un poco, chavales.

Super8Int01Otra conclusión es que se pueden ver fantasmas donde no los hay, solo hay que esforzarse un poco. Y el tema de las letras es un gran ejemplo. Que se acuse a Los Planetas de hacer letras dedicadas “al despecho amoroso” en las que “cabe todo tipo de revanchismo hacia mujeres crueles que producen dolor y merecen recibirlo” me parece hasta tierno. Solo hay que documentarse un poco para saber que la mitad de las letras del grupo van dirigidas de J a Florent cuando este estaba en su fase más yonki. Que otras están dirigidas a políticos, prensa musical y cualquiera que en ese momento estuviese en el punto de mira del letrista. “Espero que acabes colgando de un pino” es un sentimiento que cualquiera puede tener, expresarlo o no depende de tu nivel de corrección política y el o la que diga que no lo ha pensado alguna vez, miente. Poner a Francisco Nixon como el letrista “más celebrado” me provoca estupor y que gente como Anni B. Sweet sea considerada parte de la escena indie me confirma que esa escena no es más que una etiqueta sin sentido.

Pensar que porque a una persona le guste llevar gafas de pasta que pueden comprarse en cualquier óptica multinacional o porque lleve unas Converse o canturree el estribillo de una canción que suena en Radio 3 piensa de determinada manera me parece directamente pueril. Es como cuando de adolescente te gustaba ese chico o chica por las fotos que llevaba en su carpeta ¿Porque alguien escuche a Nacho Vegas y vea cine en V.O.S me tiene que caer bien? Pues no, menuda chorrada. Conozco a fans de Los Planetas que son más fachas que Martínez (el facha) y a gente que lo flipa con el electrolatino que tienen más conciencia social que cualquier asiduo del Apolo. Que el machismo sigue presente en la sociedad es un hecho y que aún hay mucho camino por recorrer hasta que se erradiquen completamente actitudes discriminatorias para la mujer (sobre todo aquellas que pasan muchas veces desapercibidas por su sutileza como el paternalismo escondido en galantería) está clarísimo, pero pretender que ciertas “escenas” son de una u otra manera por la música que escuchan es bastante inocente.

Johnny Ramone era un derechista recalcitrante que tocaba música que escuchaba mucha gente de izquierdas y “El Imperio Contraataca” se convirtió en un himno cierra-discotecas con un montón de fachas con escasez de materia gris coreando su estribillo mientras seguramente Los Nikis se descojonaban en su casa. Las apariencias engañan y teniendo en cuenta que el gafapasta no es más que un producto de una sociedad capitalista más todavía. Eso sí, responder al artículo diciendo que las feministas son feas, tienen pelos en el sobaco y son unas malfolladas no es de ser sólo un machista, sino un gilipollas. Y eso hay que decirlo más.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “La polémica del machismo gafapasta

  1. Jota

    “Pensar que porque a una persona le guste llevar gafas de pasta que pueden comprarse en cualquier óptica multinacional o porque lleve unas Converse o canturree el estribillo de una canción que suena en Radio 3 piensa de determinada manera me parece directamente pueril.” – Creo que lo que dice el artículo es más o menos lo contrario: el machismo se da en todos lados, no está libre quien tenga una opción estética considerada más “culta” que otras o una vida “intelectual” distinta al mainstream.

    En mi opinión, nos están diciendo que nosotros (digo nosotros porque yo escucho música más o menos indie, por débil que sea la etiqueta sabemos a qué se están refiriendo) también tenemos que pensar si estamos contribuyendo a discriminaciones machistas en nuestro entorno más cercano, que eso no es sólo cosa de negros, árabes, o gente inculta (esto último es el típico prejuicio extendido entre españoles de clase media que creen que no hay violencia machista hasta que no hay un hombre que pega una paliza y obvian las discriminaciones cotidianas más sutiles). El artículo trata de señalar algunos ejemplos, con más o menos acierto, eso sí. Si no nos parecen buenos, seguro que podemos encontrar otros, porque desde luego el indie no está en una burbuja libre de machismo.

  2. Pingback: Machismo gafapasta, una vuelta más | Laespumadelosdias's Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s