Algunas cosas sobre la huelga general (29M)

Echarle la culpa a los sindicatos y decir que son unos vendidos y unos traidores está muy bien, pero no soluciona nada. Solo es una manera de escurrir el bulto, de tranquilizar la conciencia. Porque es un hecho que tus derechos laborales, los de todos, se han visto mermados de una manera tan escandalosa que lo extraño es que no estemos todos quemando el país ¿Y qué vas a hacer? ¿Ir a trabajar el 29 de marzo?

Yo no puedo hacer huelga porque ya no tengo trabajo. Pero sí participé en la anterior huelga general y lo haría de nuevo en esta (y lo haré, a mi manera) y casi con más razón. Porque como nos sigamos descuidando esta será la última huelga general de nuestra historia y ya ni derecho a salir a la calle tendremos (es uno de los sueños húmedos de ese epicentro del mal que es la cúpula de la CEOE). Y entonces ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo te vas a quejar, a quién? ¿En serio queréis tener un trabajo a toda cosa? ¿Aunque esté mal pagado, sin seguridad y con unas condiciones tercermundistas? ¿Tanto miedo tenéis?

Por supuesto, desde el otro bando, el de los que quieren que todos vayáis a trabajar o nos quedemos dócilmente en casa como borreguitos, se han lanzado una serie de “conceptos” demagógicos que la propia sociedad con su boca a boca se ha encargado expandir y deformar para que nadie sepa muy bien a qué atenerse con respecto a la huelga general. Y eso, señores, es manipulación. Haz huelga o no la hagas pero que sea porque de verdad piensas lo que estás escogiendo no por miedo o porque te han lavado el cerebro. No seas un borrego (y desde mi personalísimo punto de vista, mejor que tampoco un esquirol).

Cosas que tienes que saber sobre la huelga general (la del 29M o la que sea):

-No tienes por qué avisar a tus jefes: hacer huelga es un derecho y aunque la empresa mande una “amistosa circular” pidiendo que digáis si vais a hacer huelga o no, no tenéis que contestarlo. Si vais a hacer huelga, el 29 de marzo simplemente no vais a trabajar. Es día de huelga general y punto.

-Me quitarán un montón de dinero: a ver, alma de cántaro ¿cuánto ganas al día? 700 euros ¿en qué curras? Lo que te quitan es lo correspondiente a un día laboral (pura lógica) más lo que cotices en un día  a la seguridad social y lo correspondiente a la paga extra de 1 día si la tienes prorrateada. Tú eres el que tienes que considerar si es mucho o poco dinero pero menos vas a tener cuando te echen del trabajo con 4 duros en la mano y sin posibilidad de protestar.

-El derecho a no hacer huelga: viva la demagogia. Hacer huelga es el derecho, lo otro es ir a trabajar y ser un esquirol.

-Yo no hago huelga, pero no soy un esquirol: sí, sí lo eres porque “esquirol” es aquel que revienta una huelga yendo a trabajar. Si no quieres serlo o, por lo menos, que no te lo llamen, no vayas a trabajar.

-Hacer huelga no servirá de nada: y menos va a servir el no hacerla. Si aceptas todo lo que nos están echando encima sin rechistar ¿por qué iban a cambiar las cosas?  ¿de dónde sale esa resignación general? De nuevo ¿tanto miedo tenemos? Y además, como bien señala Ignacio Escolar, en el 2002 Aznar rectificó gracias a una huelga y también tenía mayoría absoluta.

-Desde la pasada huelga general de 2010 a esta sólo han pasado 2 años, pero en cuestiones de derechos y condiciones laborales hemos retrocedido algo así como 50 ¿A dónde vamos a llegar? ¿En serio vamos a aceptarlo como si no pasara nada?

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Algunas cosas sobre la huelga general (29M)

  1. celmetallica

    Claro que no hay que avisar de la huelga a los jefes porque ya han sido advertidos por los sindicatos al convocar una huelga con un mes de antelación. ¿Qué sentido tiene hacer una huelga dirigida por los sindicatos? Si la pretensión es quejarse, hay otros modos de hacerlo. Por otro lado, si el objetivo es detener la producción para presionar al empresario, es sabido que eso es absolutamente inútil porque éste ya sabe cuando es la huelga y, perfectamente, manda producir el doble el día de antes.
    Para cambiar, lo primero que tenemos que hacer es pensar hacia qué queremos cambiar, seguidamente debemos intentar concenciar a la gente (algo difícil en España teniendo en cuenta el resultado de las últimas elecciones generales) y, finalmente, se tiene que organizar la revolución orientada a un Estado mejor.
    Las huelgas dirigidas por sindicatos son una basura. Más vale la pena conseguir el sueldo diario para comer y, mientras tanto, reflexionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s