Sí a New York

Nueva York es definitivamente the place to be. Nos habían avisado sobre la fascinación que iba a ejercer sobre nosotros, pero lo que la mayoría no sabía era que ya estábamos fascinados de por si. Pero por encima de sus rascacielos -y mira que son altos-, sus cloacas humeantes, sus puestos de perritos y fritanga sospechosa y sus escaleras de incendios por las fachadas de los edificios, hubo detalles que hicieron que me enamorase perdidamente de esa ciudad. Nueva York es un estado mental, como dice la canción, y es por cosas como estas:

La amabilidad de sus habitantes: el new yorker común es extremadamente agradable. Algunas de las anécdotas más divertidas del viaje (como la de esa madre negra-tipo-serie-de-televisión que me gastó bromas sobre mi pareja y los mapas en el metro, camino a Harlem) sucedieron gracias a esa espontaneidad amable. Un 10 en hospitalidad, sin duda.

Hacen cosas solos y a nadie le da vergüenza: ahora el lector estará pensando ‘pues yo también hago muchas cosas sol@’. Pero no nos referimos a ir a la compra o al gimnasio. Más bien a comer sólo en un restaurante o a irte a un bar a tomarte unas birras sin nadie más. Mal que nos pese, en España no estamos acostumbrados a hacerlo, salvo contadas excepciones. Comer o cenar sol@ en público, nos da vergüenza. Y a los neoyorkinos no.

Todo es eminentemente divertido: si puedes hacer un reloj de cocina en forma de hamburguesa ¿Para qué vas a hacerlo con una forma normal? Y para nosotros, que tenemos un claro problema de adherencia a la adolescencia pese a nuestra edad, todo nos parecía lo más. Como detalle, destacar que la ‘Batamanta’ en USA se llama ‘Forever Lazy’. Para qué queremos más.

Todo se puede pagar con tarjeta: salvo en contadas excepciones, como los puestos callejeros de Hot Dogs, todo lo demás se puede pagar con credit card. Y esta puede parecer una razón muy pija para que te guste NY pero cuando llegas a una ciudad como Ginebra y necesitas monedas que parecen salidas de un jodido cofre del tesoro pirata para pagar el autobús (sin otra alternativa que una tarjeta monedero. Una idea de Nobel), lo entiendes.

No da miedo: en comparación con Barcelona, por lo menos. En los 7 días que estuvimos en la ciudad no vimos ningún robo/agresión/atisbo de mal rollo. Algo que en Barcelona es el pan nuestro de cada día (y lo digo con conocimiento de causa, que el Gótico deja a Harlem al nivel de la Aldea del Arce). Supongo que si te pillan robando, aunque sea una chocolatina en el Kmart, puedes pasar el resto de tus días pudriéndote en una cárcel miserable así que, por lo visto, la gente pasa del crimen. Al menos en Manhattan.

Todo el mundo es cool: esta sí es una razón pija para que te guste una ciudad, pero no lo puedo evitar. Pasear por sus calles era como poco inspirador y es que los new yorkers se toman muy en serio su imagen. Eso sí: tienen tanto afán por lo auténtico, que si te pones algo estrambótico debe ser porque te gusta y lo sientes. Si eres un poser lo notarán y perderás tus puntos de guay. Nada peor que un wannabe.

Es como te imaginas, pero mejor: gran parte de nuestra educación sentimental está localizada en esa ciudad que parece ser el centro del mundo. Y cuando llegas allí te das cuenta que las personas hablan de esa manera grandilocuente, que los raperos van en sus coches con la ventanilla bajada y la música a tope, que los policías están gordos y tienen sonrisa bobalicona de comedonuts, que en Harlem los únicos blancos éramos nosotros. Es como en las películas pero es mejor, porque cuando estás allí tú eres el protagonista. Y eso no hay director que lo consiga mejorar.

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “Sí a New York

  1. Todo eso lo tiene Londres y más, pues su metro aún le da mil vueltas. Nueva York está bien pero, ¿cómo para tener el título de capital mundial? No, ¡pero si está en decadencia!

    • laespumadelosdias

      ¿Perdona? El metro de ny está genial, con ratas y todo. Y por mucho que quieran los londinenses, no son tan cool como los neoyorkinos ni de lejos. Eso es así.

  2. Yo amo a NY, soy fan incondicional y le doy un 10 a tu post Carmen, en NY la gente es definitely Cool!!! Muacs!!!
    http://annelyscaguana.blogspot.com/

  3. MissHarriette

    Qué ternura! interesante ver el impacto que tiene NY sobre una adolescente pija española.

  4. Francisco Lopez

    Muy acertados todos tus comentarios sobre la Gran Manzana. Viví allí muchos años y, aunque al final estaba desesperado por salir de allí, recuerdo con añoranza la amabilidad de mucha gente, la capacidad de integración de sus habitantes (nadie se sorprende o molesta de tu acento!), y el espíritu flemático, desenfadado, irónico y atrevido de la ciudad. Saludos–

  5. Pingback: Vuelta al… | Laespumadelosdias's Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s