La perfidia de tu amor

La perfidia de tu amor me ha dado una de las grandes (y agradables) sorpresas del día. Como casi siempre ocurre, sobre todo desde que existe Internet, las cosas que más te gustan llegan a ti de forma casi inesperada. Puedes empezar tecleando una búsqueda que te ofrezca un tutorial para arreglar tu lavadora y acabar leyendo sobre los usos y costumbres de los islandeses en el siglo pasado. Por ejemplo.

Así que hoy me he encontrado con un tweet (incorporen esa palabra a su vocabulario, por su bien) que hablaba sobre La perfidia de tu amor y he acabado enganchada a Trini López que, aunque no lo parezca, es un señor que canta. Pero vayamos por partes. La perfidia de tu amor es una iniciativa de Barcelona que, con un nombre fantabuloso, pretende recuperar la tradición de baile que existió en la ciudad de los años 30 a 70 del siglo XX. A través de charlas impartidas por periodistas musicales y escritores, sesiones de Djs y una superbanda formada por integrantes de varios grupos actuales como Manos de Topo se retomarán esas canciones que hicieron vibrar, enamorarse y disfrutar de la música a generaciones anteriores.

Además, se ha creado un blog en el que se pueden seguir las diversas propuestas relacionadas con la iniciativa y en el que se van colgando clásicos de amor que seguramente sonarán en la sesión de baile programada para el día 22 de julio en el CCB. Y ahí, en el blog, es dónde hoy me he encontrado con Trini López, un americano de Texas de ascendencia mejicana que allá por los 60 y los 70 se hizo relativamente famoso con sus versiones de “El reloj”, “La Bamba” o “Perfidia”, precisamente. El mayor éxito de López, tocayo de apellido conmigo, fue “If I Had a Hammer” aunque mi preferida hasta el momento es su interpretación de “Quizás, quizás, quizás”. Moviendo el pie me ha tenido toda la mañana, el bueno de Trini.

Aquí les dejo con el precioso cartel del evento del CCB, Trini López y una sugerencia: bailen, canciones de amor o lo que sea. Pocas cosas hay mejores para disfrutar y olvidarse de lo malo.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “La perfidia de tu amor

  1. Querétaro


    Recuerdo a Trini López, pero -faltaría más- la que a mi pones es Rita Hayworth en Gilda, la escena del guante es insuperable.
    La maldita nostalgia me ha cargado con veinte años de más. La nostalgia, al igual que el ver a a los hijos crecidos o ya con nietos nos hace vernos o sentirnos mucho más mayores de lo que en realidad somos.
    Este comienzo debería estar al final, que es donde debe de estar.

    Exultante aparecí por casa a la hora de la pitanza con un sonriente ¡Hola morena! después de echar un disputado y provocativo pádel mixto de dos horas, darme una refrescante ducha pa quitar los streses y sudores, tomar un cafetín con leche corto de café, controlar el personal femenino de buen ver o en estado de merecer, y echarle un vistazín por alto y sin calase mucho a toda la prensa del día Incluida ¡je je je! la favorita de los indignáos del 15M.
    Exultante me encontraba también tras dar cuenta de una más que apetitosa pitanza (entre paréntesis me permito un inciso para lanzar un ¡VIVA LA COCINERA!), de fregar los cacharros, limpiar la vitro, y el acostumbrado etcétera doméstico.
    Exultante y de un pletórico sobráo y como con diez años menos me sentía, cuando una vez terminada la susodicha labor nos dispusimos la santa y yo a ver la tele, en concreto el programa “En buena Ley” que se emite a eso de las catorce y media por la cadena de TV “La disoluta y concupiscente Vasilisa”. Otrora llamada la cadena amiga y antaño ha, Telecinco.
    Bueno, a lo que íbamos que ya está bien de divagar tontamente. El caso es que viendo el programa, me entró la morriña, digo la modorra y me quedé frito (aquí, otra vez entre paréntesis, hago otro inciso para lanzar un brindis ¡POR LA MODORRA HACIA EL PIGAZÍN!)
    Pigazín , definición-Unidad de tiempo sin determinar dedicado a relajar la mente y descansar el cuerpo mediante algo tan sencillo para algunos-mayoría como es el quedarse dormido viendo la tele después de comer, ronkidinos indiscretos y salivación excesiva incluidos.
    Como creo que se me está yendo la olla, mejor que lo deje aquí, no vaya a ser que…continúe y la armemos.
    Gracias a ti, Carma, he descubierto las palabras “Fantabuloso” que no creo que la incluyan en el diccionario de la RAE. “Entrada” como la publicación en blog o similar un texto, mínimo tamaño folio, y “Tweet” o “trino breve de pájaro”, vulgo “entradina”, como un texto de tamaño corto especial redes sociales.
    Me estás poniendo al día, Carma ¡Graciaaassss! Y hasta otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s