Hay que decirlo más

Como siempre ocurre en este país (y en todos los que pertenecen a ese paradójicamente llamado primer mundo) tenemos mal orientado el objetivo de nuestros gritos en el cielo. Nos escandalizamos -que no indignamos, estoy de la palabrita hasta el moño- de lo más obvio, lo más absurdo y lo menos importante. En el último mes hemos visto a las, paradójicamente también, llamadas fuerzas del orden “reducir” a un grupúsculo de peligrosos antisistema de edades comprendidas entre los 16 y los 70 años que, armados con sus potencialmente asesinas manos vacías, gritaban que ya basta de tomarnos el pelo.

Fíjate tú, qué desfachatez y eso por no hablar de los terroristas asentados en Sol, que están hundiendo la economía de tan neurálgica plaza y sus comercios. Quieras que no, los sitios de venta de oro y El Corte Inglés tenían que estar pasándolo fatal, por no hablar del Kentucky Fried Chicken, todos ellos modelo a seguir de la ética laboral y el buen trato a sus trabajadores ¿Cómo no vamos a levantar la acampada entonces? Claro que si oiga y si hace falta, hasta vamos a confesarnos.

Menos mal que tenemos una intelectualidad patria fuerte y clarividente liderada por respetables mentes pensantes como Fernando Savater que, en un claro ejemplo de excelencia verbal, decidió llamar a los manifestantes que el otro día fueron a gritar (¡A gritar! ¿Cómo se atreven?) a los políticos que entraban a debatir cuánto recortaban los presupuestos de educación y sanidad “mastuerzos” (según la RAE: “3. m. majadero (‖ hombre necio y porfiado). U. t. c. adj.). No ha tenido palabras, sin embargo, para el conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, que no solo es el responsable de que Plaza Cataluña se convirtiese un coto de caza para los Mossos d’Esquadra, sino que también ha infiltrado a sus cachorros entre el pueblo para meter cizaña, que se nos da muy bien también en este país.

¿No se le ocurría al señor Savater ningún adjetivo para Puig? Bueno, pues en un imparable afán colaborador, levanto la voz y le propongo yo unos cuantos. Podemos empezar con: impresentable, sinvergüenza, despreciable, fariseo, abyecto, indigno, vil y repulsivo. Y podemos seguir con gusano, innoble, protofascista, zoquete e inmoral. Pero por encima de todos ellos propongo y extiendo al propio Savater, todos los políticos, banqueros y mandamases de las grandes corporaciones que rigen nuestro destino: GILIPOLLAS. Son ustedes unos gilipollas.

Ahora ya pueden escandalizarse todos a gusto porque es un insulto directo y sin eufemismos, pero que nadie se equivoque: ellos nos llevan tomando por gilipollas demasiado tiempo ya. Y ahora, por lo visto, parece que se empiezan a poner nerviosos. A ver quién ríe el último, aunque de sobra sabemos que nosotros reímos mejor.

Póngase música estimulante, coja la cacerola y salga a la calle el próximo 19 de junio (o cuando le plazca) a meter ruido y a molestar. Ya no solo es un derecho, empieza a ser una obligación.

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “Hay que decirlo más

  1. pues claro que sí. Pensé que ibas a hacer referencia a la Hora Chanante Hijo de puta hay que decirlo más, jajaja

  2. Julián

    Totalmente de acuerdo

  3. gema

    ai está!!!! hasta los huevos!! si ya lo dijó Benedetti:
    …”la rabia tan sumisa
    tan débil tan humilde
    el furor tan prudente
    no me sirve

    no me sirve tan sabia
    tanta rabia

    el grito tan exacto
    si el tiempo lo permite
    alarido tan pulcro
    no me sirve

    no me sirve tan bueno
    tanto trueno”…

  4. Chucu-chucu-chú

    ¡Olé tus ovarios, Carma! Pero que brava te pones cuando verbalizas. Sí Carma, sí, esa es la manera correcta, si quieres sacar la bravura que tienes dentro- de verbalizar.
    Excelente artículo moza, pero como se entere el Arturo Pérez Reverte es capaz de plagiártelo..

    Estoy leyendo una novela en el que uno de los protagonistas es un periodista que habiendo roto con su pareja sentimental hace una pausa en su trabajo para analizar
    los motivos de que le indujeron a ello. Y reflexióna desa guisa: “¿Era por eso por lo sentía aquellas corrientes de insatisfacción? ¿A causa de ella? Pero, si así era, entonces, ¿por qué soñaba despierto con otras cosas, con formas de añadir un poco sal a su vida? Evitar el aburrimiento había sido su credo durante años, por eso había decidido hacerse periodista”

    Pero volviendo al tema 15 M. No se te ha pasado por la cabeza el pensar que toda esa ingente multitud variopinta de personas que tomó la plaza del Sol madrileña, podría estar formando parte del elenco de una de esa películas de multitudes y que se encuentran ensayando en ese lugar con permiso de la autoridad competente- o sea del ínclito llamarme Alfredo a partir de ahora, porfa.
    Dime si no da que pensar un poco, que una vez finalizados con éxito esos ensayos (manejo de multitudes, efectos visuales, entreno de espontáneos, gag y morcillas), la fecha real de rodaje y posterior estreno se estima que sufra un retraso hasta después de las Elecciones Generales.

    No da que pensar un poco que al casi siempre sonriente President se le haya cortado de pronto la sonrisa y en un acto de interesada generosidad se rebaja a pedir disculpas a ese grupo de figurantes descarriados que sin querer se salieron de madre y como consecuencia los mozos de escuadra les agasajaron con unos masajes la mar de terapéuticos.
    Dime si no da que pensar, que la mitad de peticiones serias que se reinvindican son contrarrestadas o son anuladas por aquellas otras más peregrinas, utópicas, que llaman más la atención o que hacen en ellas más hincapié los propios interesado en que nada cambie y que todo siga igual, para que solo nos quedemos con estas últimas y obviemos o pasemos de aquellas que en verdad sí que tienen importancia.

    La película que se va a estrenar una vez pasadas las Elecciones Generales va a llevar como título “Estos son mis poderes” Tanto el nombre de la productora de la peli como el de su director, por razones inconfesables han preferido permanecer en el anonimato.

    Un besín y hasta otra, Carma.

  5. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s