La pérdida de referentes austrohúngaros

Éste si que no estaba en la lista de muertos anual, pero la verdad es que bien le podíamos haber puesto en un intento de darle unos años más de vida (bien es sabido que los que aparecen en la dichosa lista de marras acaban viviendo unos cuantos años más, sólo por fastidiar). Nos estamos quedando sin referentes y supongo que no es más que otra constatación de que también nosotros envejecemos y nos hacemos mayores. Bueno, eso y que no se por qué tendemos a admirar a gente bien entrada en años, no dice mucho de las generaciones adyacentes a la nuestra, la verdad.

Sea como sea, ha muerto Luis García Berlanga, tan entrañable con su barba blanca y esa ironía tan reconfortante, tan necesaria para sobrevivir al absurdo cotidiano. Cuántas veces habremos dicho “Esto parece una película de Berlanga” y cuántas lo seguiremos diciendo…

(Este post está especialmente dedicado a Gema, que también compartió y comparte conmigo, con nosotros, esa manera tan berlanguiana de ver la vida)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s