De maletas preparadas

Aunque ha sido un verano de bastante ajetreo viajero como para que coger aviones haya dejado de ser una excepción tan excepcional, siempre sentimos ese cosquilleo en la boca del estómago al volver a preparar la maleta que abriremos en una nueva ciudad hasta ese momento desconocida. Probablemente siga siéndolo cuando regresemos, cansados y cargados de anécdotas con las que aburrir a los amigos y conocidos, porque las ciudades se conocen habitándolas y como turistas no llegaremos ni a la capa más superficial de lo que supone vivir allí. Pero nos conformaremos y podremos un puntito en el mapa del mundo, diremos “Ah, Berlín, Praga, Londres, París, Lisboa, Madrid… yo estuve allí” y ya que viajar no deja de ser otra manifestación del consumismo imperante, nos sentiremos satisfechos según la lista vaya aumentando su longitud.

Pero no nos metamos en terrenos escabrosos ni, por supuesto, seamos hipócritas. Un nuevo viaje se acerca y no podemos más que estar contentos, qué digo, contentísimos porque será por la educación que hemos recibido o por el tiempo que nos ha tocado vivir, pero no hay nada que nos guste más que “ver mundo” -como nos decían aquellos que precisamente nos lo recomendaban en nuestra tierna infancia-. Bueno, quizás haya una o dos cosas que nos guste más, pero sin duda pueden hacerse viajando, en ocasiones incluso mejor que en casa.

En esta ocasión, Lisboa nos espera con sus tranvías, su estatua de Pessoa, su Barrio Alto y su romanticismo melancólico, intuido por películas y las cadencias del fado. A la vuelta contaremos, cómo no hacerlo si en realidad es la mejor parte de casi todo lo que hacemos. Para que la espera no se haga demasiado larga, invitamos a visitar la renovada web de la revista Central, con nuevas secciones y el último número de la revista fresquito, fresquito. Esperamos que les guste, más ganas no le podemos poner, eso es así.


(No dejéis de ver la película)

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “De maletas preparadas

  1. txe

    cuidado con la sangre portuguesa!

  2. eva

    ¡Qué suerte poder “vacacionear” todavía! Viajar es maravilloso, y planear el viaje también (al menos para mí lo es): buscar en google maps donde está el alojamiento, información sobre el lugar…y luego llegar y a “patear” la ciudad de cabo a rabo. Lisboa estuvo este año en mi cabeza como favorita y al final no fuimos, pero creo que del año que viene no pasa. ¡Qué lo pases muy bien!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s