Pasividad pasmosa

No, tampoco ahora he estado de vacaciones (aunque casi, casi empieza mi cuenta atrás para llegar a ellas). De hecho estoy atravesando uno de los periodos más ocupados de mi vida (esto seguramente sea una exageración, pero la mente tiende a dulcificar los recuerdos y a dramatizar el presente, o al menos la mía).

Así que este pobre blog se ha quedado desvalido, desangelado, huerfanito de película antigua y yo, cual vil y malvada progenitora, me he dedicado a desatenderle bajo la pasmosa permisividad de los servicios cibersociales. Pero no, no todo es tan malo como pinta el trailer y en realidad, aquí sigo. Pero más breve y nerviosa, ni que fuese una alta ejecutiva (ni ganas que tengo).

Sin más ni menos, les dejo con un grupo que me ha enamorado a la velocidad de vértigo y han conseguido que saque unos minutos para pasarme por aquí. Difrútenlos como se merecen, son mejor que el Prozac. Próximamente hablaremos de los intentos de la buena de Scarlett Johansson de convertirse en Zooey Deschanel.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Pasividad pasmosa

  1. txe

    a mi la primera me suena a Sonny y Cher. ¿Que no?

  2. con B de Birra

    mejor que el Prozac dice, já!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s