Batido mental

Fue volver de nuestro viaje al fondo de España, con todo lo bueno y lo grotesco que ello conlleva y una avalancha de cosas por hacer nos abrió la puerta de casa y nos sentó en una silla a trabajar. Termina proyectos, ponle música, perfila aquello, piensa en esto otro y olvida aquello de más allá. De reojo mirábamos las fotos guardadas en la camarita, los discos antiguos rescatados de aquella habitación y las anécdotas con las que aburrir a los amigos.

Pero ya pasó (de momento) y entre otras cosas puedo volver a darle vida a este pobre blog, que andaba de lo más tristón y abandonado, con tanto viaje y tantos deberes por hacer. Eso sí, con tanto barullo vital la cabeza anda dispersa, con anotaciones mentales que se enredan, películas que vienen, zapatos que quieres, canciones a trozos, Terry Richardson, los diseños de Albert Folch, el mago de Oz, la belleza en el siglo XX, Coco y Tautou, los pavos de Williamson y mil paparruchas.

Como el que mucho abarca poco aprieta y poner orden en ciertas cabezas lleva demasiado tiempo (casi 26 años, fíjate) ni intentaré hilar todo este patinaje mental. Sólo algunos apuntes de lo que podría haberse convertido en un post individual y más elaborado. La vida moderna, que es lo que tiene. La próxima vez prometo hacer mejor mis deberes.

En la calle Espíritu Santo de Madrid, en Malasaña, hay una tienda fantabulosa que vende los zapatos más bonitos que he visto en mucho tiempo. Son lo más parecido a los que lleva Dorothy en el Mago de Oz que te puedes poner por la calle sin parecer una desquiciada. El sitio no tiene pérdida, sólo hay que seguir el olor a patchouli de la tienda de al lado.

El próximo 22 de abril se estrena en Europa el biopic (otro más, ya no eres nadie si no te hacen uno, qué cosas) de Coco Chanel, que según parece cuenta los primeros años de la diseñadora y está basado en la biografía de la misma escrita por Edmonde Charles-Roux llamada “L’irrégulière”. La sosísima Audrey Tautou encarna a Chanel -se parecen como un huevo a una castaña- y el trailer de la película sugiere una ñoñería importante. Aún así, habrá que ver.

Terry Richardson es el mejor. Además de tener una madre de lo más guay, ha hecho posar a las protagonistas de Gossip girl como si fuesen unas zorras viciosas y después los ha metido a todos en la cama. Ha captado perfectamente el espíritu de la serie.

Teniendo en cuenta el número de veces que he escuchado esta canción en los 3 últimos días por motivos que podríamos llamar “académicos” o “profesionales” tengo ganas de salir de fiesta, volver a escucharla, disfrutarla y exorcizarla.

(Las imágenes son de la película de Sofia Coppola. La canción es de New Order)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Batido mental

  1. txe

    ya se cual es: al lado del Templo del Susu (recuerda que tengo unas camperas). Gotcha!

  2. Fa

    Jo, pues a mi terry Richardson siempre me pareció un pajero sin sustancia, no se…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s