El estupor cotidiano

Últimamente tengo sentimientos de estupor continuados. Vienen provocados generalmente por la propia realidad, datos que mi mente percibe como absurdos pero que aparentemente se presentan como algo normal. Por ejemplo, el otro día, mientras veía el telediario, ese presentador tan majo con apellido de árbol dio como noticia que El Duque había muerto. Al principio pensé que se había muerto un miembro de la aristocracia y aunque no me parecía como para darlo en el informativo, no me chirrió tanto como cuando me di cuenta de que se trataba de un personaje de una serie de televisión, que tiene un título terrible, además. Ya se que la cadena televisiva aprovechaba para promocionar que esa noche emitirían un segundo final de la serie, pero ya que lo hacen podrían decirlo directamente y no hablar del protagonista como si fuese una persona de verdad (subpregunta: ¿lo son los miembros de la aristocracia?). Sólo faltó que le dieran el pésame a la familia.

Pero bueno, todas estas cosas me las decía a mí misma mientras pensaba que en esta sociedad se nos está yendo la mano con las chorradas hasta que llegó a mis manos el dossier de una famosa muñeca rubia y escultural. Sí, esa en la que estás pensando. Resulta que la muñeca (vamos a dejar claro que es una MUÑECA desde el principio) cumple 50 años y claro, hay que promocionarla en los medios y hacerle vestidos y promociones y tal. Bien, teniendo en cuenta que ya es una marca en sí misma, que han creado una línea de ropa con su nombre y genera una gran cantidad de pasta, no me sorprende. Lo que me deja patidifusa es que según voy leyendo el interesantísimo y archidetallado dossier de prensa me voy dando cuenta de que también la tratan como si fuese una persona de verdad. Que si está preocupada por las causas sociales, que si ha cambiado de imagen para ir a la moda, que si ahora enseña los dientes al sonreir. Pero la cumbre del absurdo llega en el momento en el que, casi como si fuese una primicia para el ¡Hola!, te informan de que ella y el muñeco que se vendía como su pareja se han separado y que ahora sólo son amigos, pero que él quiere volver a intentarlo. Fantástico. Si además en el dossier me hubiesen propuesto hacerle una entrevista a la propia muñeca, se habrían llevado el premio gordo del sorteo del absurdo.

Pero no. Lo que más me ha hecho balbucear de incomprensión es que ahora la canción “Tenía tanto que darte” de Nena Daconte sea considerada la mejor canción de 2008. Para nada quiero ofender a ninguna de las personas (con criterio) que opinan que esta fue la mejor canción del año pasado, que son muchas, porque para eso están las opiniones y no considero que la mía sea mejor que la del resto. Pero… POR FAVOR. Esto ya sí que me lleva al límite de la locura y estoy empezando a pensar que soy una inadaptada social. Nena Daconte. Joder…

Afortunadamente, todavía hay esperanza. Todavía hay mujeres en el mundo de la música que saben que salir vestidas muy monas con un toque vintage y cantar con una voz muy dulce como si vivieran soñando y pretender que no caminan sino que levitan, no vale. Por eso aunque estas chicas vayan muy monas vestidas, suenan a noise, tienen unas voces hipnóticas, ritmos rápidos que beben del punk y actitud riot grrrl. Tienen un sonido bastante teen y tampoco es que descubran la pólvora pero por lo menos tienen influencias tan buenas como The Jesus and Mary Chain y en cierta manera a The Breeders. Como datos de interés: se hacen un cover de los Beach Boys y según parece, están dando que hablar en la escena underground, sea cual sea. Denles una oportunidad.

“Tell the world”

“I believe in nothing”

Girl Don’t Tell Me”, cover de The Beach Boys

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “El estupor cotidiano

  1. txe

    hay que reconocer que es un tema de pop redondo y de manual. Eso sí, la mejor… ¿Cómo se puede, por otro lado, saber cuál es la mejor? Respecto a lo de la muñeca, no estaba al tanto del asunto. Como se lo curran. ¿Tendrán un equipo de guionistas de culebro para idear la vida de Barbie?

    Todo son misterios.

  2. Te has dejado lo más pasmoso de la notica de la muerte de El Duque. La enlazaron con la noticia de una muerte real: la de alguien que acababa de morir en un hospital de Madrid, creo que a causa de una reyerta. Hilario Pino hiló una noticia y otra semánticamente. Fue algo así como “Y hablando de muertes…”.

    Te lo juro, Carmen.

  3. Joder nena, vas tener q darle caña a la profesión x allá q es de catatonia el asunto. Por estos lares los guiris que me rodean se descojonan de la radio española y con razón. Y parodiando al Pino: Hablando de noise…, el que te voy a hacer yo como no me mandes alguna foto! 🙂
    tienes un correo.

  4. chasingalmacigas

    Q BARBIE Y KEN SE HAN SEPARADO?DIOSSSSSSSSSSSS, CORRO A POR LA CAJA DE BARBITÚRICOS Y LA BOTELLA DE GÜISQUI…

  5. Aquí otra inadaptada social. Que se ha quedado muy tranquila tras la muerte de El Duque, la manifestación de la conciencia social de La Dama Rubia y la elección como canción del año del ritmillo más dadivoso de los últimos tiempos. Porque ahora el mundo es un sitio mejor, ¿o no?

  6. Pingback: Revolution is now « Laespumadelosdias’s Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s