White Riot o cómo acabar con una marca

En las fotografías de los disturbios que estaban teniendo lugar en las banlieues de París publicadas en la prensa internacional, los protagonistas de los incidentes llevaban polos Lacoste con su logo bien visible. Jóvenes de ascendencia norteafricana que quemaban coches y se enfrentaban a la policía con violencia en sus barrios de mierda, pero que compraban Lacoste. Automáticamente el capital social de la marca se equiparó al de la ropa Tex del Pryca y todos los pijos franceses (y del mundo) metieron a sus cocodrilos en el fondo del armario y negaron haber llevado jamás prendas de una marca tan churrusca. La compañía tuvo que poner en marcha una campaña de publicidad salvaje (por su presencia) y progresiva: en sus anuncios, en blanco y negro, se veía primero a un o una joven, siempre rubios, blanquitos, etéreos, delicados, flotando en el aire, mirando a un futuro algodonado, suave y sin problemas. El mensaje estaba clarísimo y según la marca fue introduciendo el color en su publicidad (siempre pasteles, suaves, sin estridencias) los pijos desempolvaron sus cocodrilos y de paso se compraron unos cuantos miles más. Lacoste volvía a elevarles por encima de la chusma.

Viendo “el 2008 en fotos” de Boston.com de pronto aparece una imagen que me recuerda la historia anterior: otro joven en medio de un disturbio violento, esta vez en Grecia, lanza una piedra a la policía con un tirachinas. Está de espaldas y en su sudadera destaca, blanco sobre negro, el logo de Nike. Seguramente esta no cause tanto daño como la que los jóvenes franceses hicieron a la imagen de Lacoste, porque los valores que transmite Nike son completamente distintos y de hecho hasta se podrían relacionar la acción del joven con la victoria que predica la marca que además no es de lujo. Pero me pareció un detalle llamativo. Luego pensé que los publicitarios de Nike hasta igual aprovechaban la imagen para sus propias campañas con esa tendencia que tiene el sistema de absorberlo todo. Jóvenes vestidos de Nike con música impactante relacionada con la juventud, el idealismo y la victoria. Algo punk, fácilmente reconocible como The Clash o The Sex Pistols, así de paso hacemos que el pobre Strummer se revuelva en la tumba.

nike

(Fotografía de Yiorgos Karahalis/REUTERS)

El pensamiento sigue desarrollándose hasta dejar atrás todo el rollo de las marcas y llegar a la posible lista de reproducción para ir de camino a una manifestación que puede que termine en un altercado violento. Antes de que nadie se eche de nuevo las manos a la cabeza, no quiero quitar importancia a la manifestación ni a la lucha ni a nada, sólo es que tengo tendencia a ponerle banda sonora a todo. Bien, pues en mi reproductor sonaría:

The Clash “White riot”

Dead Kennedys “Holidays in Cambodia”

The Clash “I fought the law”

The Specials “Concrete jungle”

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “White Riot o cómo acabar con una marca

  1. ¿No es curioso que J. Strummer empezase siendo punk y acabase siendo hippie?

  2. tuk

    I fought the law… polifacética a base de versiones como la que más fue, en su grabación original del 59 de los Crickets, temazo para mi fies de los 50’s…

  3. chasingalmacigas

    mu bien contao, dear, todo lo q ms klein trata de explicar en nosecuantas paginas q vuelven unas sobre otras. De todas formas, a mi me da que los lacostes eran mas falsos q un billete de 300 euros. O si no, que me expliquen como un banlieuista puede comprarse un polo de un monton de euros. Con nike, de acuerdo, no pasa lo mismo, es mas asekible y el mensaje no es el mismo. Bsus desde berlin

  4. txe

    yo creo que los actuales contestatarios escuchan cosas más hardcorecrust, grindcore y toda esa música salvaje que me gustaba tanto y que ahora no aguanto ni 5 minutos.

    salud hermana!

  5. Beni

    al hilo de lo de Nike y sus “campañas con música impactante relacionada con la juventud, el idealismo y la victoria.”:
    http://www.boingboing.net/2005/06/29/minor-threat-vs-nike.html

    por cierto, Joe Strummer ya era hippie antes que punk, así que fue un camino de ida y vuelta.

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s