Tirarse al barro

Ser adulto está sobrevalorado, eso ya lo he dicho muchas veces, pero es que según pasa el tiempo y llega la hora de elegir las presiones son más y peores. Pero bueno, poniéndonos reduccionistas o más bien simplificando, la mayoría de las veces sólo se trata de atreverse o no. Jugar o no jugar, liarse la manta a la cabeza y emprender el viaje o quedarse esperando a que pase el tren de las comodidades.

Si echo la vista atrás (con alegría) puedo comprobar facilmente que la mayoría de las veces la opción ha sido la irresponsable, la de hacer las cosas a destiempo, la del caos y la inestabilidad. Y tampoco ha ido tan mal, para que nos vamos a engañar, aunque claro, tampoco sabemos si hubiese ido mejor si la opción elegida hubiera sido la de la seguridad y la responsabilidad.

Ahora que vuelvo a tener en la boca del estómago el pichazo de las opciones que te muerden para que te decidas por una de ellas cuanto antes, el camino vuelve a bifurcarse en dos direcciones claras: o te arriesgas o no. La duda siempre está ahí y ¿qué pasa si me tiro al barro y sale mal? que cantaba J encima de su montaña de basura.

Pero bueno, al final acabaremos tomando la decisión aunque sea el no decidir nada. O también optaremos por darle la mano de nuevo a Peter Pan como llevamos haciendo desde que los demás empezaron a considerarnos adultos, aunque nunca del todo y acabaremos haciendo algo totalmente naïf y divertido. Como esto:

The Bicycles “Paris Be Mine”

Herman Dune “I wish that i could see you soon”

Me he hecho fantotal del tío disfrazado de galleta del primer vídeo y del segundo, qué decir, lo he puesto mil veces en mil sitios, pero está dentro de mi lista de “píldoras de felicidad controlada”. Al niño de la camiseta azul que lo hagan presidente ya.

Y antes del fin ¿vosotros que elegís? ¿atreverse o no? ¿la opción segura o la locura?

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Tirarse al barro

  1. txe

    dicen que entre hacer y no hacer hay que hacer siempre. Aunque el Tao dice que no hay que hacer nada. Y también se oye por ahí que quien no arriesga no gana. En fin…. ya ve usted como está la cosa.

  2. chasingalmacigas

    Tres cosas:

    1. Ser adulto esta definitivamente sobrevalorado.

    2. Me declaro tambien superfan del hombre galleta, las galletas de jengibre navideñas de estos lares

    3. Atreverse, siempre atreverse. O también: “Onwards, ever onwards”

  3. Es un tema que está muy presente en mi vida últimamente: lo relacionado con el sexto triunfo del Tarot.

    Después de pensar que, ante una elección de ese tipo (seguridad de lo conocido/promesa de lo desconocido) optaría por el riesgo, he intentado averiguar por qué ¿Porque escogería lo incierto? ¿Qué hay en mi que me inclina a ir por el camino más difícil? He llegado a la conclusión de que lo haría por miedo: el miedo a arrepentirse de no haberlo intentado es mayor que el miedo a fracasar en el intento. Pero miedo, al fin y al cabo.

    Mira mi última tira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s