Un jour Pina, en aquel verano

Ayer estuve un rato hablando con Pablo Marte, gran artista y amigo, con el que hacía bastante que no tenía contacto. La conversación me trajo recuerdos del primer verano que pasé en Barcelona, de esas primeras birras nocturnas, de la casa donde vivíamos y de otras cosas, entre ellas el cine de verano del CCB. En agosto, en el patio del CCB, suelen proyectar cine al aire libre gratis y los más afortunados o avispados pueden ver las películas despatarrados cómodamente en unas hamacas, puestas a disposición del público. Cuando las hamacas se acaban, las opciones pasan a ser unas mucho menos cómodas sillas de madera o sin más, el suelo.

Ese año fuimos casi todos los días, pertrechados con cervezas, bocatas y tabacos y para mi pronto se convirtió en una de las actividades más divertidas de ese verano, que también nos pasamos estudiando, aunque menos, claro. Vimos buenas pelis y otras no tanto, pero me acuerdo en especial de una que me encantó :”Un jour Pina a demandé” de Chantal Akerman, un documental sobre Pina Bausch y su compañía de danza. A mi la danza  nunca me ha llamado demasiado, pese a tener bastantes amigas apasionadas del tema y tampoco puedo decir que me haya convertido después de ver la película, pero tiene momentos tan bonitos, tiernos y necesarios como este:

(Pina Bausch pide a los miembros de su compañía que muestren algo que hayan aprendido y de lo que estén orgullosos y él canta esta canción en lenguaje de sordomudos).

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Un jour Pina, en aquel verano

  1. A mi tampoco me ha interesado nunca la danza, pero de unos años a esta parte, he visto algunos espectáculos teatrales que casi casi serían danza que me han gustado mucho. Nada que ver, por supuesto, con vomitonas tipo mayumanas, rents, stomps y este tipo de espectáculos para retrasados.

    Sin embargo, Pina Bausch me hace pensar en la típica artista a la que va a ver todo pijo con pretensiones pseudo culturales para quedar bien. Lo digo porque he oído ese nombre en boca de un montón de gente superficial capaz de gastarse cientos de euros en algo que les da igual con tal de sentir que han ido a ver “lo mejor de…”. Igual que la gente que va a ver a José Tomás aunque no le gusten los toros, o la gente que va a ver, no sé, a Bebo Valdés (no sé por qué me ha venido este nombre a la cabeza) porque se supone que es de lo mejor, aunque no les guste el jazz ni la música cubana. Hay tanta , tanta gente así…

    Solo por eso, ya le tengo una injustificada manía a la Pina esta.

  2. ¡No, no, Friol! Nada que objetar a tu actualización. Yo he puesto, simplemente, lo que me ha venido a la cabeza al leer sobre Pina Bausch.

  3. serieconlarisadequienamalavida

    A mí la danzano es que no me guste es que no suelo caer en que existe; sin embargo a veces cuando me la topo he visto auténticas virguerías con muchísima expresividad y con una transmisión de emociones diferente al resto de artes. No sé si es el caso de Pina porque no la he visto nunca.
    Y lo del cine al aire libre es lo mejor; lo hacen también en santander además con la playa al ladito y me encantaba cuando iba. Aquí en Oviedo nos “conformamos” con teatro clásico por el verano en la plaza del fontán y algún que otro conciertillo viernes noche en el paraguas.
    En fin,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s